ESPERANDO A GODOT

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Un hombre que espera porque cree en la salvación y otro que desespera, porque no cree en ella y sólo desea la muerte. Uno con esperanza y otro desgraciado por no tener ya ninguna esperanza.

Uno cuyas miras están puestas en el futuro, en un hipotético salvador, y otro que ve solamente lo que le rodea, el presente y la necesidad de pasar ese tiempo de alguna manera, haciendo algo, a pesar de que ya “no hay nada que hacer”.

Esperar… ¿Pero qué hacer mientras se espera, y cuando ya no hay nada que hacer? “Matar el tiempo” La consciencia del tiempo produce terror. Si esperamos pasivamente estamos enfrentados a la acción del tiempo, un tiempo implacable, como la misma espera. Como las dos visitas de Pozzo y Lucky, transformados por el tiempo en el amo y el esclavo, el ciego y el mudo. Dos seres atados el uno al otro, aunque uno tuviese la sensación de sujetar la cuerda.

La espera es el tiempo. Pero también es el futuro y la misma consciencia de que existe tal futuro puede apaciguar ese terror provocado por la misma espera. El futuro posible es un deseo de cambiar el presente. Nos inventamos ese futuro, olvidándonos poco a poco del presente, o manipulando ese presente en función de ese hipotético futuro. Creamos a nuestro Godot, que nunca va a venir, y nos atamos a él como Lucky a su amo Pozzo. Le tenemos miedo, le veneramos, no queremos que nos abandone, nos humillamos, doblamos hasta renunciar de nuestra esencia sólo para apaciguar nuestro miedo por el futuro y no sentirnos abandonados en un vacío existencial.
Jaroslaw BIELSKI

Ficha artística y técnica:

Vladimir: Raúl Chacón
Estragón: Jesús Cortés
Pozzo: Luis Martí
Lucky: Joaquín Abad/J.M.Taracido
Muchacho: Boj Calvo/Niko Zamiat

Diseño de iluminación: Jaroslaw Bielski y Marta Graña
Diseño de cartel y programa: Jaime Nieto
Escenografía y vestuario: Malgorzata Zak
Ayudante de dirección: Socorro Anadón
Dirección: Jaroslaw Bielski