Docakene en concierto: ZAOLI

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Dirección escénica: Kassoum Sanogo y Marisa Lull

Coreografía y escenografía: Kassoum Sanogo

Caracterización y vestuario: Docakene

Músicos:
Kassoum Sanogo: Djembé, Bongoma, Kalimba, Bolón y Balafón
Yossouf Sanogo: Djembé , Tama, Bolón y Krin
Karamoko Sanogo: Djembé, Balanfón, Ngoni y Kora
Joseph Coulibaly: Djembé, Dundun
Juan Mijangos: Djembé, Dundun

Bailarines:
Konan Koffi Aselme: Saco, Bailarín y Coros
Anzoumana Kaba: Máscara, Bailarín y Coros
Joseph Coulibaly: Danza con Zancos
Bintou Sanogo: Bailarina y Coros
Arantza Iglesias Arbizu: Bailarina

 

Zaoli es la historia de la más bella bailarina de África. A su muerte comienza una búsqueda desde el más allá para encontrar a su sucesor…
Basada en una historia real transmitida de padres a hijos durante generaciones. ZAOLI  es un espectáculo actual con ritmos tradicionales de África occidental, con música, danza, canto y bailes de máscaras.

Percusión y Danza Africana como nunca lo habías visto!

VIERNES 14 DE DICIEMBRE A LAS 21:30h.
 

La leyenda

Lumsila era una bella mujer que en cada fiesta de su pueblo siempre quiso demostrar ser la mejor bailarina. A su muerte el pueblo le rindió homenaje elaborando una máscara sagrada de su cara.
En su memoria hacen la representación de un baile con esa máscara, convirtiéndose en la fiesta más popular del pueblo y sus alrededores. Este espectáculo lleva el nombre del la máscara Zaouli y nos enseña a través de sus bailes y canciones la vida de la bella Lumsila.

Qué es Zaoli

El Zaoli nació en la década de 1950 en los países Gouro (centro de Costa de Marfil). Un hombre llamado Ouinnaila vivía en el territorio Gouro. La máscara de este pueblo es Djela. Este hombre fue un día a un pueblo cercano a observar el boulou, la danza practicada allí. Así se inspiró para crear a su regreso Zaoli, la hija de Djela. La belleza de Zaoli empujó a la gente a bailar y la hizo muy popular, ya que fue adoptada en todos los pueblos Gouro y luego se extendió a todos los marfileños. El Zaoli es un baile de regocijo en el que el bailarín se expresa a través de sus hazañas y proezas. El artista tiene que demostrar su talento en la diversidad, la originalidad y la oportunidad de sus pasos y figuras. Nunca se puede repetir el mismo sin menoscabo, el bailarín se involucra en un verdadero duelo de danza. Hay muchas máscaras Zaoli diferentes. Cada máscara representa una historia simbólica propia.

Las máscaras

Las máscaras africanas desempeñan un papel importante en las ceremonias y danzas tradicionales. Talladas en madera, representan espíritus de antepasados, héroes mitológicos y los espíritus animales. Son de gran importancia en las ceremonias de países de ese continente, especialmente durante las ceremonias funerarias.
Hay un bailarín, un traje y un espíritu que lo habita. Se trata de un ser sagrado, un instrumento de la armonía social. En la sociedad tradicional, la máscara es una institución religiosa, política y social. Es el mediador entre Dios y los antepasados de los hombres. Interviene en las decisiones políticas, acompaña a la siembra y la cosecha, castiga a los culpables, garantiza la continuidad de los conocimientos, recibe al niño al nacer, le permite convertirse en adulto, lo trae al mundo de la sabiduría y lo acompaña en su muerte.