ÚLTIMAS 2 FUNCIONES DE “ALICIA”, nuestra disparatada comedia musical para toda la familia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page

de Daniel Pérez (basado en Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll)

Dirección y escenografía: Jaroslaw Bielski
Compañía: Réplika Teatro
Diseño gráfico y vestuario: Agatha Ruiz de la Prada
Coreografía: Eduardo Solís
Canciones (letra y música): Daniel Pérez
Diseño de iluminación: Jaroslaw Bielski
Ayudante de dirección: Socorro Anadón
Espacio sonoro: Juan Poveda

Reparto: Socorro Anadón, Raúl Chacón, Nagore Germes, Rebeca Vecino/Juan Erro, Daniel Ghersi y Niko Verona/Raúl Peñalba




¡Prorrogado todo abril!

Sábados a las 18:30h.
Domingos a las 12:30h.
(Sábado 19 y domingo 20 de abril no hay función)


Sinopsis:

Espectáculo basado en Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Caroll, que nos presenta a su protagonista, Alicia, sumergida en un país que todavía conserva alguno de los personajes que imaginó el autor británico. Pero lo va a hacer a través de canciones y coreografías, con un magnífico diálogo teatral, con expresiones de este tiempo y con la esperanza de que todos dejemos un hueco para que lo imprevisible tenga lugar y nos aliente a comprender que la vida puede tomar diferentes formas y seguir siendo vida. Alicia y los personajes que le acompañan dialogan mientras dibujan un camino inventado del que finalmente saldrá al despertarse. ¿O soñaba que se despertaba? Habla con el Conejo Blanco, con el Sombrerero, con la Reina de corazones… y con todos mantiene juegos de palabras, adivinanzas, palabras con doble sentido, malentendidos y, sobre todo, el juego de que las palabras jueguen al juntarse.


Una comedia musical para toda la familia


Alicia, nuestra Alicia, también se va a sumergir en un país que todavía conserva alguno de los personajes que imaginó el autor británico, pero lo va a hacer con el toma y daca del diálogo teatral. Con situaciones diferentes aunque con la misma indisposición para llegar a comprender un mundo extraño, alejado de los convencionalismos y de las reglas de urbanidad.

De igual manera, en este siglo es interesante poner en pie a una niña que se sumerge en ambientes que nada tienen que ver con el pretendido mundo ordenado de nuestros días. A veces, llevarlo todo aprendido de la escuela no es suficiente para adivinar el mundo, tampoco se trata aquí de explicarlo, pero sí de poner sobre el escenario la posibilidad de que distintos seres se expresen con irritante libertad y contradigan el desarrollo lógico de las situaciones dramáticas.

Alicia no tiene mensaje, sólo el instante del juego, la posibilidad de que la imaginación llegue a lugares extraordinarios es todo lo que se pretende. En todo caso el puro teatro que es el puro juego.

A esta Alicia, y a los personajes que la acompañan, le gusta hablar, seguir dialogando mientras dibuja un camino inventado del que finalmente la sacará el despertarse. ¿O soñaba que se despertaba? Habla con la Liebre de Marzo, con el Conejo Blanco, con la Duquesa… y con todos mantiene juegos de palabras, adivinanzas, palabras con doble sentido, malentendidos y sobre todo el juego de que las palabras jueguen a juntarse. Versos alocados en distintas formas: redondillas, tercetos, pareados, que imprimen a la representación un ritmo pegadizo que en numerosas ocasiones va acompañado de canciones.

Alicia vuelve a nosotros con las expresiones de este tiempo y con la esperanza de que todos dejemos un hueco para que lo imprevisible tenga lugar y nos aliente a comprender que la vida puede tomar diferentes formas y seguir siendo vida. Al fin y al cabo, piensa el autor de esta Alicia, que cualquier cosa que quepa en la imaginación ya es realidad, ya existe. Así es como Alicia y otros grandes personajes inventados, han pasado a formar parte no sólo de nuestra cultura, sino del arquetipo por el cual, y solamente por él, somos capaces de comprender otros ángulos de la existencia.

Daniel Pérez

Compra tus tickets

ticketea