ALICIA ATRAVIESA EL ESPEJO

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Autor y música: Daniel Pérez
Coreografía: Eduardo Solís
Sonido: Juan Poveda
ESCENOGRAFÍA  Y VESTUARIO: Agatha Ruíz de la Prada
DIRECCIÓN: Jaroslaw Bielski

Intérpretes: Laura Orduña, Socorro Anadón, Raúl Chacón, Inma Cuevas, Antonio Martín, Lorena Roncero, Luis Martí, Mona Martínez, Niko Zamiatowski, José Manel Taracido, Daniel Ghersi, Pablo Castañón, Marta Eguía, Borja Manero

En esta obra Alicia experimenta, a través de un itinerario simbólico, el paso de la infancia a la adolescencia. Se hace mayor y la realidad pide paso ante sus ojos. Tiene que desprenderse de la infancia y entrar en un mundo que empieza a formar parte de sus deseos. Alicia sabe que tiene que buscar su lugar en el mundo.
En su búsqueda, la niña se va a encontrar con nuevos personajes en escenas que simbolizan el abandono de la niñez y su definición como persona. Parece un juego de ajedrez (así lo escribió Lewis Carroll) en el que Alicia aspira a ganar la partida, que no es otra cosa que culminar su proceso de aprendizaje vital.
En esta historia conviven personajes y situaciones que podrían parecer incomprensibles, pero que no lo son tanto: ¿Quién no ha conocido a una persona de papel? ¿O de cristal? ¿Quién no ha viajado en un tren con la esperanza de que el destino no fuese solamente la estación de llegada? ¿Quién no aspira a poder manejar el tiempo a su gusto? Por otro lado, todos sabemos que las flores hablan, que dentro de un huevo hay vida, que las arañas, aunque son buenas costureras, repugnan; que los relojes tienen vida, porque laten, y que la reina de ajedrez tiene un poder casi ilimitado.